domingo, 15 de junio de 2014

¿Qué es la Shemá?

Literalmente "Escucha". Palabra inicial del "Shemá Israel" (Escucha Israel), proclamación de fe que afirma la creencia judía en un solo D's y en la obediencia de su pueblo, Israel, a sus Mandamientos.


La Shemá comprende los textos bíblicos de Deuteronomio 6: 4-9; Deuteronomio 11:13-21 y Números 15:37-41.

Desde la Edad Media, fue la confesión de fe específica de los mártires judíos. 

Los rabinos han enseñado que cualquiera que se establece en Israel, habla hebreo y lee la Shemá en la mañana y en la tarde tiene asegurado un lugar en el mundo futuro. (TJ Shek.3.4). 


Asimismo se asegura que el que recita la Shemá en la mañana y en la tarde no será conquistado (Sota 42a).


SHEMÁ ISRAEL A-DO-NAI, E-LO-HE-NU, A-DO-NAI EJAD.
OYE ISRAEL, EL SEÑOR NUESTRO DI-S, ES UNO.


Tiene cuatro partes:
  • El Shemá en sí (Shemá Yisrael, Adonai Eloeinu, Adonai Ejad, 'Escucha Israel, Adonai es nuestro Dios, Adonai es Uno', afirma el monoteísmo judío).
  • Vehavta (Amarás, habla de los fundamentos principales del judaísmo, es decir, repetirlo a los hijos, amar a Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, y con toda tu fuerza, el uso de los Tefiln, el uso de la Mezuza tanto como la ordenanza de recitar el Shema dos veces al día).
  • Vehaiá (Cumplirán, consta de dos partes: la primera es una recompensa, si respetas los preceptos, D's dará lluvia a tus tierras y pan y vino a tus hijos; la segunda parte, es una amenaza, en caso de no respetar los preceptos, Él provocará sequías en tus tierras).
  • Vaiomer Adonai (Y Adonai ordenó, habla del uso de los Tzitzit o Talit).


Jewish Prayer


Oración en español


4- Oye, Israel: El Señor es nuestro D's, El señor es uno
5- Y Amarás al Señor tu D's con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todo tu poder.
6- Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón:
7- Y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes:
8- Y has de atarlas por señal en tu mano, y estarán en la frente entre tus ojos:
9- Y las escribirás en las jambas de tu casa, y en tus portadas. 
Deuteronomio 6:4-9.


13- Y será que, si obedeciereis cuidadosamente mis mandamientos que yo ordeno hoy, amando al Señor vuestro D's, y sirviéndolo con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma,
14- Yo daré la lluvia de vuestra tierra en su tiempo, la temprana y la tardía; y cogerás tu grano, y tu vino, y tu aceite.
15- Daré también hierba en tu campo para tus bestias; y comerás, y te hartarás.
16- Guardaos, pues, que vuestro corazón no se engole, y las apartéis, y sirváis a dioses ajenos, y os inclinéis ante ellos;
17- Y así se encienda el furor del Señor sobre vosotros, y cierre los cielos, y no haya lluvia, ni la tierra dé su fruto, y perezcáis cerca de la buena tierra que os dio el Señor.
18- Por tanto, pondréis estas mis palabras en vuestro corazón y en vuestra alma, y las ataréis por señal en vuestra mano, y estarán en la frente entre vuestros ojos.
19- Y las enseñaréis a vuestros hijos, hablando de ellas, ora sentado en tu casa, ó andando por el camino, Cuando te acuestes, y Cuando te levantes:
20- Y las escribirás en las jambas de tu casa, y en tus portadas:
21- Para que se incrementen vuestros días, y los días de vuestros hijos, sobre la tierra que juró el Señor a vuestros padres que les había de dar, como los días de los cielos sobre la tierra. 
Deuteronomio 11:13-21.

37- Y el Señor habló a Moisés, diciendo: 38- Habla a los hijos de Israel, y diles que se hagan franjas (Tzitzit) en los remates de sus vestidos, en todas sus generaciones; y pongan en cada franja de los remates un cordón de cárdeno:
39- Y serviros de esta franja (Tzitzit), para que cuando la viereis, recordéis todos los mandamientos del Señor, para ponerlos por obra; y no miréis en pos de vuestro corazón y de vuestros ojos, en pos de los cuales fornicáis:
40- Para que les recordéis, y cumpláis todos mis mandamientos, y seáis santos a vuestro D's.
41- Yo el Señor vuestro D's, que os saqué de la tierra de Mitzraim, para ser vuestro D's: Yo el Señor vuestro D's. 
Números 15:37-41.


Oración en hebreo

שְׁמַע | יִשְׂרָאֵל, יְיָ | אֱלֹהֵינוּ, יְיָ | אֶחָֽד:

Shema Yisrael Adonai Eloheinu Adonai Ejad.

בָּרוּךְ שֵׁם כְּבוֹד מַלְכוּתוֹ לְעוֹלָם וָעֶד.

וְאָהַבְתָּ אֵת יְיָ | אֱלֹהֶיךָ, בְּכָל-לְבָֽבְךָ, וּבְכָל-נַפְשְׁךָ, וּבְכָל-מְאֹדֶֽךָ. וְהָיוּ הַדְּבָרִים הָאֵלֶּה, אֲשֶׁר | אָֽנֹכִי מְצַוְּךָ הַיּוֹם, עַל-לְבָבֶֽךָ: וְשִׁנַּנְתָּם לְבָנֶיךָ, וְדִבַּרְתָּ בָּם בְּשִׁבְתְּךָ בְּבֵיתֶךָ, וּבְלֶכְתְּךָ בַדֶּרֶךְ וּֽבְשָׁכְבְּךָ, וּבְקוּמֶֽךָ. וּקְשַׁרְתָּם לְאוֹת |עַל-יָדֶךָ, וְהָיוּ לְטֹטָפֹת בֵּין | עֵינֶֽיךָ, וּכְתַבְתָּם | עַל מְזֻזֹת בֵּיתֶךָ וּבִשְׁעָרֶֽיךָ:
וְהָיָה אִם-שָׁמֹעַ תִּשְׁמְעוּ אֶל-מִצְוֹתַי, אֲשֶׁר | אָנֹכִי מְצַוֶּה | אֶתְכֶם הַיּוֹם, לְאַהֲבָה אֶת יְיָ | אֱלֹֽהֵיכֶם, וּלְעָבְדוֹ בְּכָל-לְבַבְכֶם וּבְכָל נַפְשְׁכֶם. וְנָֽתַתִּי מְטַֽר-אַרְצְכֶם בְּעִתּוֹ, יוֹרֶה וּמַלְקוֹשׁ, וְאָֽסַפְתָּ דְגָנֶךָ וְתִירֽשְׁךָ וְיִצְהָרֶֽךָ. וְנָֽתַתִּי | עֵשֶׂב | בְּשָֽׂדְךָ לִבְהֶמְתֶּךָ, וְאָֽכַלְתָּ וְשָׂבָֽעְתָּ. הִשָּֽׁמְרוּ לָכֶם פֶּן-יִפְתֶּה לְבַבְכֶם, וְסַרְתֶּם וַעֲבַדְתֶּם | אֱלֹהִים | אֲחֵרִים וְהִשְׁתַּחֲוִיתֶם לָהֶם. וְחָרָה | אַף-יְיָ בָּכֶם, וְעָצַר | אֶת-הַשָּׁמַיִם וְלֹא-יִהְיֶה מָטָר, וְהָאֲדָמָה לֹא תִתֵּן אֶת-יְבוּלָהּ וַאֲבַדְתֶּם | מְהֵרָה מֵעַל הָאָרֶץ הַטֹּבָה | אֲשֶׁר | יְיָ נֹתֵן לָכֶם: וְשַׂמְתֶּם | אֶת דְּבָרַי | אֵלֶּה עַל-לְבַבְכֶםוְעַל-נַפְשְׁכֶם וּקְשַׁרְתֶּם | אֹתָם לְאוֹת | עַל-יֶדְכֶם, וְהָיוּ לְטוֹטָפֹת בֵּין | עֵינֵיכֶם: וְלִמַּדְתֶּם | אֹתָם | אֶת-בְּנֵיכֶם, לְדַבֵּר בָּם, בְּשִׁבְתְּךָ בְּבֵיתֶךָ, וּבְלֶכְתְּךָ בַדֶּרֶךְ, וּבְשָׁכְבְּךָ וּבְקוּמֶֽךָ: וּכְתַבְתָּם | עַל-מְזוּזוֹת בֵּיתֶךָ וּבִשְׁעָרֶֽיךָ: לְמַעַן | יִרְבּוּ | יְמֵיכֶם וִימֵי בְנֵיכֶם עַל הָֽאֲדָמָה | אֲשֶׁר נִשְׁבַּע | יְיָ לַאֲבֹֽתֵיכֶם לָתֵת לָהֶם, כִּימֵי הַשָּׁמַיִם | עַל-הָאָֽרֶץ:
וַיֹּאמֶר | יְיָ | אֶל-מֹשֶׁה לֵּאמֹֽר: דַּבֵּר | אֶל-בְּנֵי | יִשְׂרָאֵל וְאָֽמַרְתָּ אֲלֵהֶם: וְעָשׂוּ לָהֶם צִיצִת עַל-כַּנְפֵי בִגְדֵיהֶם לְדֹֽרֹתָם, וְנָֽתְנוּ | עַל-צִיצִת הַכָּנָף פְּתִיל תְּכֵֽלֶת. וְהָיָה לָכֶם לְצִיצִת, וּרְאִיתֶם | אֹתוֹ וּזְכַרְתֶּם | אֶת-כָּל-מִצְוֹת | יְיָ, וַֽעֲשִׂיתֶם | אֹתָם, וְלֹא תָתוּרוּ | אַֽחֲרֵי לְבַבְכֶם וְאַֽחֲרֵי | עֵינֵיכֶם, אֲשֶׁר-אַתֶּם זֹנִים | אַחֲרֵיהֶֽם: לְמַעַן תִּזְכְּרוּ וַעֲשִׂיתֶם | אֶת-כָּל-מִצְוֹתָי, וִהְיִיתֶם קְדֹשִים לֵאלֹֽהֵיכֶֽם: אֲנִי יְיְ | אֱלֹֽהֵיכֶם, אֲשֶׁר הוֹצֵאתִי | אֶתְכֶם | מֵאֶרֶץ מִצְרַיִם, לִהְיוֹת לָכֶם לֵאלֹהִים, אֲנִי | יְיָ | אֱלֹהֵיכֶם: אֱמֶת

Transliteración del texto hebreo


Shema Israel Adonai Eloheinu Adonai ejad

(baruj shem kevod maljuto leolam vaed)


Veaavta et Adonai Eloheija vejol levavja, uvejol nafsheja uvejol meodeja. Vehaiu hadvarim haele asher anoji metzavja haiom al levaveja, veshinantam levaneja vedivarta bam beshivteja beveiteja uvelejteja baderej uveshojveja uvekumeja. Ukshartam leot al iadeja veahiu letotafot bein eineja, ujtavtam al mezuzot beiteja uvisheareja.

Vehaia, im shamoa tishmeu el mitzvotai asher anoji metzaveh etjem haiom leahava et Adonai Eloheijem ulovdo bejol levavjem, uvejol nafshejem, Venatati metar artzejem beito, ioreh umalkosh, veasafta deganeja, vetirosheja veitzhareja. Venatati esev besadeja livhemteja, veajalta vesavaeta. Hishameru lajem pen ifte levavjem, vesartem, vaavadtem Elohim ajerim, vehishtajavitem lahem. Vejarah af Adonai bajem, veatzar et hashamaim, velo iheieh matar, vehaadama lo titen et ievula, vaavadtem mehera meal haaretz hatova asher Adonai noten lajem. Vesamtem et devarai eleh, al levavjem veal nafshejem, ukshartem otam leot al iedjem, vehaiu letotafot bein einejem. Velimadtem otam et beneijem, ledaber bam beshivteja beveiteja, uvlejteja vaderej uveshojbeja uvkumeja. Ujtavtam, al mezuzot beiteja, uvishareja.

Lemaan irbu iemejem, vime venejem, al haadama asher nishba Adonai laavotejem, latet lahem kimei hashamaim al haaretz.

Vaiomer Adonai el Moshe lemor: Daber el benei Israel, veamarta alehem veasu lahem tzitzit, al kanfei bigdeihem ledorotam, venatenu al tzitzit hakanaf petil tejelet. Vehaia lajem letzitzit, uritem oto uzjartem et kol mitzvot Adonai, vaasitem otam, velo taturu ajarei levavjem, veajarei einejem asher atem zonim ajareihem, Lemaan tizkeru, vaasitem et kol mitzvotai viheitem kedoshim lEloheijem. Ani Adonai Eloheijem, asher hotzeti etjem meeretz Mitzraim lihiot lajem leelohim; Ani Adonai Eloheijem...Emet



Comentario del Rab.

EL SHEMÁ NUESTRO DE CADA DÍA

En la sección Vaetjanan nos encontramos con las bases de nuestra creencia judía. Se repite el momento supremo de recibir la Torá y los Diez Mandamientos. También tenemos el primero de los tres párrafos del Shemá Israel: "Shemá Israel", Escucha Pueblo de Israel, "Hashem Elokenu", Hashem es nuestro D's, "Hashem Ejad", es Único.

En el lenguaje hebreo la palabra Shemá, escucha, puede también significar "acepta". Los Sabios dicen que cuando recitamos el Shemá, debemos aceptar la soberanía de D's sobre nosotros. Esto quiere decir aceptar el cumplir Su voluntad tal como se nos indica e instruye en la Torá, con todos los preceptos positivos y negativos (prohibiciones) que el Todopoderoso ordenó observar.

"Hashem Elokenu", Hashem es nuestro D's personal además de ser el D's universal. Él mantiene una relación con cada uno de nosotros individualmente y establece todas las circunstancias de la vida para extraer y aplicar toda la grandeza con la que fuimos creados.

"Hashem Ejad", Hashem es Único. Él es una unidad, no puede ser dividido ni comparte Su soberanía. Él es el Rey del Universo.

"Y amarás a Hashem tu D's": el amor de D's se manifiesta de muchas y diversas formas; sólo debemos estar atentos para ver cuántos favores y bondades derrama sobre nosotros, ya sea salud, bienestar, hijos, sustento, etc. Cada uno puede enumerar lo suyo.

"Con todo tu corazón": Esto significa que debemos canalizar nuestros deseos de hacer cosas en contra de la voluntad Divina y utilizar toda esa fuerza para cumplir Sus preceptos. Cuántas veces se escucha: "Yo no puedo privarme de comer alimentos no kasher" o "No estoy preparado para dejar de trabajar en shabat", etc. El que así habla no es conciente que ese YO que está nombrando no es más que su cuerpo y sus deseos físicos que quieren dominarlo y no su alma. ¡Cuánto se sorprendería si supiera que cumpliendo los mandamientos Divinos, ambos, tanto el cuerpo como el alma, disfrutan un gran bienestar. Los millones de judíos que han retornado a la práctica de la Torá lo pueden atestiguar. Quien conoce esa forma de vida no la cambia por ninguna otra.

"Y con toda tu alma": aun si D's elige tomar nuestra alma, debemos entregarla, o sea entregar nuestra vida por Él. Hay sólo tres mandamientos negativos o prohibiciones por las que una persona debe dejarse morir antes que cometerlas: adulterio y relaciones ilícitas en general, asesinato e idolatría. Cualquier otro precepto de la Torá puede ser transgredido a fin de salvar la vida.

"Y con todas tus fuerzas (o recursos)": esto se refiere al dinero, vale decir estar dispuesto a renunciar a los propios bienes en aras de seguir Sus caminos.

El amar a D's transforma radicalmente nuestro ser y nuestro temperamento. La gente advierte que el judío que fielmente observa la Torá lleva una vida plena de valores morales y no tropieza tentándose por falsos placeres.

"Y estas cosas que Yo te prescribo hoy": debemos cumplir los mandamientos Divinos como si hubieran sido entregados hoy en el Monte Sinai, siempre con el mismo entusiasmo y celeridad.

"Los grabarás en tu corazón". Debemos reflexionar sobre estas palabras e internalizarlas. Cuanto más pensemos en ellas, más las sostendremos como nuestro lema de vida.

"Y las enseñarás a tus hijos". Los niños judíos necesitan una educación judía de calidad, no la de aquellas escuelas que enseñan un judaísmo para vivirlo como algo secundario en la vida. Deben ser educados para amar a D's y para vivir de acuerdo a Sus principios.

"Y hablarás de ellas". Enseñemos con el ejemplo. No nos preguntemos por qué nuestro hijo no está interesado en esto si nosotros no representamos el modelo de persona que ama a D's y Lo obedece. En el hogar, mientras viajamos, en el trabajo, en las horas de recreación, siempre debemos hacer que el tópico de nuestras conversaciones sea el conocimiento de D's y Sus preceptos.

"Y las escribirás en los marcos de (las puertas de) tu casa y en tus portales". Hashem es el único Rey Que permanece afuera y cuida a Sus súbditos.

El Shemá es recitado dos veces cada día, una vez en la mañana y otra en la noche. La gente también lo recita al retirarse a dormir por la noche y es, por último, la afirmación de fe que se pronuncia en los instantes finales de vida.


(Adaptado de las palabras de Rab David Green)